“LA PETIT MORT” : La pequeña muerte, en el período postorgásmico.

Análisis crítico de

“LA PETIT MORT”

“Little death”

Eleonora Delgado Santander

Diplomado de Medicina Sexual

ESLAM

LA PETIT MORT

“ La Petit Mort” es una expresión que significa una pérdida breve o debilitamiento de la consciencia y se hace referencia por comparación a la muerte, a la sensación que se produce durante el orgasmo.

ANTECEDENTES Y ANÁLISIS

La primera vez que se utilizó esta expresión fue en los años de 1572 para definir un desmayo, y posteriormente, se definió también como un espasmo nervioso. No obstante, la utilización del término asociada como descripción del orgasmo, se hizo en 1882. En los tiempos modernos, este término ha sido generalmente utilizado para describir el estado post orgásmico de inconciencia en el que algunas personas caen luego de experiencias sexuales.

En su acepción mas amplia “La petit mort” puede referirse a la liberación espiritual que viene con el orgasmo, durante un corto período de tiempo, en el que puede generarse melancolía o “trascendencia” como resultado del desgaste de la “fuerza vital”.

Por otra parte, el término “Little death” es generalmente confundido con la traducción al inglés del término “petit mort” en su francés original, y sin embargo, tienen significados diferentes, ya que la primera significa un “estado o evento en que se recrea o se anticipa la muerte” y “La petit mort” describe el debilitamiento o la pérdida de consciencia, específicamente durante el sueño y especialmente el orgasmo. Es importante acotar también que “la petit mort” describe un estado post orgásmico normal, o si se refiere a una condición médica, tal como cefalea post coital, tristeza o síndrome de tristeza post-coital (PCT), también conocida como “post coital blues” o disforia post coital, síndrome de enfermedad post orgásmica (POIS) o síndrome DHA.

Ahora bien, en necesario analizar este fenómeno es sus dos posibles enfoques y para ello, haremos una disección de ambos, buscando conocer que es lo que sucede en el organismo, en cada una de esas expresiones, después del orgasmo. Este análisis lo realizaremos en dos contextos.

En el primero, analizaremos la pérdida de consciencia. Hace veinte años, se realizó un intento de grabar el EEG de seis sujetos humanos durante el proceso de clímax inducido por masturbación (Mosovich y Tallaferro, 1954). Aunque no hubo disponibilidad de un análisis de datos, la inspección visual de os EEG indicaban una disminución generalizada de la actividad eléctrica con incrementos concomitantes de voltaje. Los EEGs de los sujetos, se caracterizaban por ondas paroxismales de 3/seg. Heath en 1972 registró EEGs vía electrodos profundos y superficiales en dos personas durante el coito. El reportó haber hallado actividad de ondas lentas en la región setal durante el orgasmo. De esta forma, reportes fenomenológicos sugieren que el clímax sexual está asociado con un estado único de conciencia. Este estado involucra la pérdida del contacto con la realidad externa inmediata, los cual, los teóricos psicoanalíticos han sugerido como vagamente análogo a la sensación de morir o “petit mort” (Keiser 1952).

Adicionalmente a lo anterior, ha habido estudios que correlacionan el orgasmo con la actividad cerebral en tiempo real. Un estudio examinó a 12 mujeres saludables utilizando una tomografía de emisión de positrones (PET) mientras que eran estimuladas por sus parejas. Los cambios cerebrales fueron observados y comparados entre estados de descanso, estimulación sexual, orgasmo fingido y orgasmo real. Se reportaron diferencias en los cerebros de hombres y mujeres durante la estimulación. Sin embargo, los cambios en la actividad cerebral en ambos sexos en donde las regiones del cerebro asociados al control conductual, el miedo y la ansiedad, se desconectaban. Con respecto a estos cambios, Gert Holstege dijo en una entrevista para “The Times”, “lo que esto significa es que esa desactivación, soltando todo miedo y ansiedad, puede ser el asunto mas importante, incluso necesario, para tener un orgasmo. Mientras se estimula el clítoris, las partes del cerebro femenino responsables del procesamiento del miedo, la ansiedad y el control conductual, comienzan a disminuir su actividad. Esto alcanza un pico durante el orgasmo cuando los centros de emocionalidad del cerebro femeninos, se cierran efectivamente para producir un estado casi como de trance. Se ha citado a Holstege ha sido citado diciendo, en el encuentro de 2005 de la Sociedad Europea para la Reproducción Humana y el Desarrollo: “Al momento del orgasmo, las mujeres no tienen sentimientos emocionales.”

Reportes iniciales indicaron que fué difícil observarlos efectos del orgasmo en el hombre usando tomografías PET, porque la duración de los orgasmos masculinos era más corta. Sin embargo, un subsecuente reporte de Rudie Kortekaas, et al. Declaró “las coincidencias de género eran mas evidentes durante el orgasmo…De estos resultados, concluimos que durante el acto sexual, las diferentes respuestas cerebrales entre los géneros están principalmente relacionados a la fase de meseta y no a la fase orgásmica en si.”

La investigación ha demostrado que así como en las mujeres, los centros emocionales del cerebro del hombre también se desactivan durante el orgasmo pero en una extensión menor que en las mujeres. Las tomografías en ambos sexos han mostrado que los centros de placer del cerebro de un hombre muestran actividad más intensa que en la mujer, durante el orgasmo.

Los patrones de las ondas cerebrales humanas muestran distintos cambios durante el orgasmo, lo cual indica la importancia del sistema límbico en la respuesta orgásmica. Los cerebros femenino y masculino demuestran cambios similares durante el orgasmo, con escaneos cerebrales que muestran un decrecimiento temporal en la actividad metabólica de grandes partes de la corteza cerebral con un una actividad normal o recrecida en las áreas límbicas del cerebro.

Las lecturas de los EEG de voluntarios durante e orgasmo, fueron primariamente obtenidos por Mosovich y Tallaferoo en 1954.Los investigadores registraron cambios en el EEG semejando petit mal o la fase clónica de un convulsión grand mal. Estudios posteriores en este sentido, fueron llevados a cabo por Sem-Jacobsen (1968), Health (1972), Cohen et al. (1976) y otros. Sarrel et al. reportó una observación similar en 1977. Estos reportes aún sirven de referencia. No obstante, estudios posteriores dicen ser no concluyentes y se crea el debate sobre la los cambios en los EEG, especialmente durante la eyaculación en humanos.

La escritora Lorena Folqués dice:

“Del orgasmo femenino nunca sabremos lo suficiente porque es infinito. Es un placer sin límites que experimentas cuando lo mental y lo físico se suman en un único objetivo: la explosión de tu cuerpo entero abandonado deliberadamente y detonado en millones de partículas que bullen dentro de ti. Cierra los ojos, deja la mente en blanco y siente cada centímetro de tu cuerpo. Deja que tu piel se ponga en guardia porque vamos a estremecernos de gusto y a desbordar de excitación mientras morimos por unos instantes de placer.

Al alcanzar el orgasmo, algunas mujeres pierden la conciencia durante unos segundos: es lo que se conoce como Petite Mort o Pequeña Muerte. Es entregarte a la más bella agonía sintiendo que vas a explotar mientras flotas perdiendo la noción del tiempo.

O al menos así lo describen aquellas que han alcanzado la pérdida del estado de conciencia, un desvanecimiento orgásmico que experimentan algunas afortunadas cuando practican sexo. Ha sido denominada también como muerte dulce pero aún somos muchas (y muchos) los que no sabemos nada sobre esta maravilla de la naturaleza. El coito consentido es algo de por sí bello e indescriptible que constituye una de las facetas más importantes de una relación.

El orgasmo femenino puede extenderse más de 30 segundos y en ocasiones alcanzar hasta un minuto, aumentando la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Es una sensación tan fuerte que produce un esfuerzo de tal magnitud que inevitablemente te lleva a perder la consciencia. Los especialistas afirman que el desvanecimiento post-orgásmico en realidad se debe a una serie de cambios respiratorios particularmente fuertes que actúan contrayendo la aorta. Como consecuencia de esto, ocurre una hiperventilación (exceso de oxígeno en sangre) y tiene lugar una pequeñísima isquemia (falta de riego sanguíneo al cerebro).”

Todo lo anterior, genera la reflexión sobre la posibilidad de eventos relacionados con el comportamiento cerebral durante el orgasmo, asociado a esa sensación de “desconexión” emocional y cerebral en el breve espacio de tiempo del orgasmo, denominada “La petit mort”.

En segundo lugar, haremos un análisis partiendo de que “la petit mort” pueda ser una condición médica o patológica, generada por la alteración de algunos de los elementos que intervienen en el ciclo de la respuesta sexual humana. Desde este enfoque, es importante conocer que durante el orgasmo se liberan neurotransmisores , principalmente noradrenalina, acetilcolina y otros péptidos opioides como dopamina y serotonina. Con fuertes disminuciones de dopamina y serotonina, y fuertes elevaciones de prolactina, es lógico pensar, que en las altas y bajas que se producen durante el ciclo sexual, si el ciclo se inicia con niveles alterados de estos neurotransmisores, terminará el ciclo con niveles mas altos o bajos aun, según sea el caso, que toman más tiempo para regularse en el organismo,. Esto, desde luego, sucede por efectos de desregulación bioquímica, siempre y cuando no hayan causas psicógenas o emocionales complementarias, que impliquen un estado de disforia emocional desde un principio. De esta manera, y considerando que “la petit mort” se refiere también a la descripción de un estado de afección intensa ante eventos no deseados. Una analogía de esto, la hace Thomas Hardy al describir el sentimiento de Tess en “D´Ubervilles, cuando se encuentra de frente con su violador. De esta forma, pueden presentarse varios tipos de condición médica que produzcan este estado post coital, referido como “la petit mort”:

Se dice que la PCT o Tristeza post coital ha afectado a muchos hombres y algunas mujeres, por años. Según Aristóteles, “el agotamiento consecuente de la pérdida de aunque sea un poquito de semen, es nocivo, porque el cuerpo es privado de la última ganancia proveniente de la nutrición. De esta forma, pareciera que el efecto natural de la relación sexual es cansancio y debilidad, más que drenaje o liberación.

POIS: es un síndrome en el cual los hombres tienen síntomas físicos y cognitivos crónicos inmediatamente después de la eyaculación en ausencia de una reacción genital local. Los síntomas duran hasta una semana. La causa y la prevalencia son desconocidas. Se considera una enfermedad rara . Dentro de los síntomas y signos, se encuentra principalmente, el inicio rápido de los síntomas después de la eyaculación, la ausencia de cualquier reacción genital local y la presencia de una abrumadora reacción sistémica. Los síntomas de POIS, que se denominan “ataque POIS”, pueden incluir alguna combinación de los siguientes: disfunción cognitiva, afasia, dolor muscular severo en todo el cuerpo, fatiga severa , debilidad y síntomas parecidos a la gripe o alergias, como estornudos, picazón en los ojos e irritación nasal. Los síntomas adicionales incluyen dolor de cabeza, mareos, aturdimiento, problemas sensoriales y motores, malestar intenso, irritabilidad, ansiedad , trastornos gastrointestinales , ansias de alivio, susceptibilidad al estrés del sistema nervioso (por ejemplo, resfriado común), estado de ánimo deprimido y dificultad para comunicarse, recordar palabras, leer y retener información, concentrarse y socializar. Las personas afectadas también pueden experimentar calor intenso o frío. Los síntomas comienzan poco después o dentro de media hora de la eyaculación y pueden durar varios días, a veces hasta una semana. En algunos hombres, el comienzo de POIS está en la pubertad, mientras que en otros, el inicio está en sus veintes. POIS que se manifiesta a partir de las primeras eyaculaciones en la adolescencia se llama tipo primario; POIS que comienza más tarde en la vida se llama tipo secundario. Muchas víctimas de POIS informan sobre la eyaculación precoz de por vida , con un tiempo de latencia de la eyaculación intravaginal (IELT) de menos de un minuto. Existen Sinónimos y condiciones relacionadas a este síndrome y por esta razón el POIS ha sido llamado por varios otros nombres, incluyendo “síndrome postejaculatorio”, “síndrome de enfermedad postorgasmo”, “enfermedad de eyaculación posterior”, y “síndrome de enfermedad post orgásmica”. Adicionalmente, dentro de las hipótesis de sus causas, alergias, hormonas y hasta hiperglucemia o desequilibrios químicos cerebrales, están aun en discusión y compitiendo por tener el protagonismo como causantes de este síndrome. Lo cierto es que diferentes medicamentos, inhibidores de la recaptación de serotonina, analgésicos, antihistamínicos y hasta el uso de inmunoterapia de semen autólogo o inmunoterapia Intralumínica, han sido ensayados con diferentes grados de éxito según el caso.

El DHAT es una afección que se encuentra en las culturas del subcontinente indio en la que los pacientes masculinos informan que padecen eyaculación precoz o impotencia , y creen que están pasando semen en la orina . La condición no tiene causa orgánica conocida.

En la espiritualidad tradicional hindú , el semen se describe como un “fluido vital”. La descarga de este “fluido vital”, ya sea a través del sexo o la masturbación , se asocia con marcados sentimientos de ansiedad y disforia . A menudo, el paciente describe la pérdida de un líquido blanquecino al orinar. En otras ocasiones, se notan sentimientos marcados de culpa asociados con lo que el paciente supone que es una masturbación “excesiva”. Muchos doctores ven a Dhat como un término de diagnóstico popular usado en la India para referirse a la ansiedad e inquietudes hipocondríacas asociadas con la descarga del semen, con decoloración de la orina y sentimientos de debilidad y agotamiento. Se cree que Dhat es un síndrome ligado a la cultura similar al jiryan ( sudeste asiático ), prameha ( Sri Lanka ) y shen-k’uei ( China ). El síndrome Dhat podría estar relacionado con otras enfermedades postorgásmica, tales como tristesse post-coital (PCT), síndrome de enfermedad postorgásmica (POI), y dolor de cabeza sexual. Dentro de los signos y síntomas se encuentran personas con Disfunción eréctil DE o eyaculación precoz EP y otros somáticos como debilidad, fatigabilidad fácil, palpitaciones, insomnio, mal humor, culpa y ansiedad. Los hombres a veces informan una sensación subjetiva de que sus penes se han acortado. Estos síntomas generalmente están asociados con un estado de ánimo ansioso y disfórico. El tratamiento más común para esta afección tiene como base la terapia cognitivo conductual. También hay demostraciones de que pueden ser útiles en estos casos la orientación, el manejo de la ansiedad.

Finalmente, observando los elementos en común de los estados post coitales, bien sea por pérdida de consciencia momentánea o por las condiciones patológicas descritas, podría concluirse que el fenómeno, aún siendo una condición de síntomas y símbolos somáticos, tiene en todos los casos, un preponderante componente de alteraciones y desbalances neuroquímicos que bien podrían estar asociados al proceso natural del orgasmo-eyaculación. En este caso podría entonces realizarse un planteamiento para profundizar la investigación sobre los efectos de la psiconeuroendocrinología o psiconeuroinmunología, tanto en el fortalecimiento de los estados o condiciones psicógenas, como en el balance y “normalización” de la neuroquímica que regula la respuesta sexual, de forma que “La petit mort” quede como un estado de “inconsciencia” por el desencadenamiento de los altos niveles de endorfinas, dopamina y oxitocina y se convierta en una “pequeña muerte” por placer.

OPINIONES GENERALES

Las opiniones se han mantenido en su idioma original para preservar el sentido filosófico de las mismas, las cuales tienen una interesante mezcla de ciencia con subjetividad.

Prince Ankit, Interpersonal relationships and psychology

Whether we want to admit it or not, many of us have felt it––that unexplainable sadness after sex. If you’ve experienced a feeling of depression after sex, you can rest assured that it’s a lot more common than you’d expect (even if the sex is awesome). Seriously, according to a study published by the Journal of Sexual Medicine , up to 46 percent of women reported experiencing feelings of anxiety, agitation, melancholy or sadness after sex at some point in their lifetimes.

Sat Ardas Singh, works at Energy For Your Destiny

First off, this is a pretty normal reaction, lots of men can feel “down” after ejaculating, definitely has happened to me. However, it’s important to recognize that your body is trying to tell you something. This reaction is likely a symptom of imbalance in your body, which is relatively easy to correct, if you change your habits and practices a bit. Put very simply, semen is very “expensive” to produce. It requires lots of your body’s energy (think bioelectricity, minerals, hormones, etc.) to make all those millions of sperm. According to East Asian medicine, when you do not ejaculate, that energy can be redirected into maintaining and strenghtening your body in numerous ways. Every time you do ejaculate, you are putting a pretty significant strain on your system, as the body pulls from its limited energy/resource supply to make new sperm. That process can often make a man feel sleepy, irritable, depressed, foggy, etc. Check out the book, “The Multiorgasmic Man,” by Mantak Chia and Douglas Abrams to learn more about this, but basically you have a couple options: ejaculate less (conserve your energy), or produce an energy surplus (then you can afford to spend more without stressing your system). Ideally, do both. Conserving is actually a lot more fun than it sounds, trust me :-). Check out that book and you will know what I’m talking about.

Andrea Schara, Family Systems coach since 1976, BLOG YourMindfulCompass.com

People can often FEEL that they are connected with others through sex and say that without the intensity of the sexual energy they feel more lost and ill at ease. One factor that may play into this is that people also report qualms about revealing what they think about self to others. Often they do not want others to know who they really are. They may not have developed deep beliefs or principles to guide their actions and may constantly look for love and approval from others. This kind of “other focus” can end up, at the extreme with one copying the mood of another, being momentarily happy and becoming less of a self -defined person.

BIBLIOGRAFÍA Y OTRAS FUENTES

Sexual Medicie Reviews, Volume 6, Issue 1, January 2018Pages 11-15, Hoang Minh, TueNguyen, BA Areeg, Bala MD Andrew, T.Gabrielson, BA Wayne J.G.Hellstrom MD, FACS

On the generation of Animals / Aristotle

Archives of Sexual Behavior, Vol. 5, No. 3, 1976 Electroencephalographic Laterality Changes During Human Sexual Orgasm Harvey D. Cohen 1, Raymond C. Rosen, Ph.D., 2 and Leonide Goldstein, D.Sc. 2 PETIT MORTE

1. “petite mort”. Oxford English Dictionary (Third ed.). Oxford University Press. 2005. Retrieved 21 August 2015.

2. “little”. Oxford English Dictionary (Third ed.). Oxford University Press. 2014. Retrieved 21 August 2015.

PCT

1. “Sex and depression: In the brain, if not the mind”. New York Times. 2009-01-20. Retrieved 2011-10-05.

2. Quoted by Herant A. Katchadourian in Fundamentals of Human Sexuality, Holt, Rinehart and Winston, 1985, p. 73.

3. Burri, A. V.; Spector, T. D. (2012). “An Epidemiological Survey of Post-Coital Psychological Symptoms in a UK Population Sample of Female Twins”. Twin Research and Human Genetics. 14 (3): 240–248. doi:10.1375/twin.14.3.240. PMID 21623654.

4. Schweitzer, RD; O’Brien, J; Burri, A (December 2015). “Postcoital Dysphoria: Prevalence and Psychological Correlates”. Sexual medicine. 3 (4): 235–43. doi:10.1002/sm2.74. PMC 4721025  . PMID 26797056.

DHAT

1. Mehte, V., Abhishek, D. y Balachandran, C. 2009. “Síndrome de Dhat: una reevaluación”. Indian Journal of Dermatology, 54 (1): 89-80. doi : 10.403 / 0019-515449002 .

2. Asociación Americana de Psiquiatría. (2000) Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV-TR) (4ª ed., Revisión del texto). Washington, DC: Asociación Americana de Psiquiatría. Páginas 897-903.

3. A., Avasthir., OP, Jhirwai. (2005). “El concepto y la epidemiología del síndrome de dhat” .The Journal of Pakistan Psychiatric Society.2 (6). [1]

4. Ruterbusch, K. (2012, 20 de julio) “Síndrome de Dhat en el subcontinente indio”, obtenido el 29 de marzo de 2013, de anthropology.msu.edu. [2]

5. Narendra Wig, “Problemas de la salud mental en la India”, Revista de Psicología Social Clínica, 1960; 17: 48-53.

6. Issa El Hamad, Carmelo Scarcella, María Chiara Pezzoli, Viviana Bergamaschi, Francesco Castelli. “Cuarenta comidas para una gota de sangre”. Journal of Travel Medicine. 16 (6): 64-65. doi : 10.1111 / j.1708-8305.2008.00264.x

7. Sumathipala A, Siribaddana SH, Bhugra D (marzo de 2004). “Síndromes ligados a la cultura: la historia del síndrome de dhat” . Br J Psiquiatría. 184 (3): 200-9. doi : 10.1192 / bjp.184.3.200 . PMID 14990517.

8. Dhikav V, Aggarwal N, Gupta S, Jadhavi R, Singh K (2008). “Depresión en el síndrome de Dhat”. J Sex Med . 5 (4): 841-4. doi : 10.1111 / j.1743-6109.2007.00481.x . PMID 17451483 .

9. https://www.revolvy.com/page/La-petite-mort

10. https://www.quora.com/Why-do-I-feel-depressed-the-day-after-sex-with-my-girlfriend-We-have-a-great-relationship-without-any-problems-The-intercourse-is-great-for-me-and-her

11. http://www.nbcnews.com/id/22875051/ns/health-sexual_health/t/even-great-sex-can-end-post-coital-blues/#.W19hKtVKiUk

12. https://www.revolvy.com/page/Dhat-syndrome

13. http://sci-hub.tw/https://doi.org/10.1007/BF01541370

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s