NORADRENALINA Y SU FUNCION EN EL CICLO SEXUAL. Hecbrig Reyes

MONOGRAFIA
NORADRENALINA Y SU FUNCION EN EL CICLO SEXUAL.

El conocimiento llega, pero la sabiduría perdura”. Alfred Lord Tennyson
Dra. Hecbrig Reyes
Escuela Latinoamericana De Medicina Sexual
FUNDACELAC. Universidad De Carabobo
Diplomado En Medicina Sexual
Julio 2018

La sustancia química conocida como noradrenalina (del latín) o norepinefrina (derivado del griego) es una catecolamina con múltiples funciones fisiológicas y homeostáticas que puede actuar como hormona y como neurotransmisor. Las áreas del cuerpo que producen o se ven afectadas por la noradrenalina son descritas como noradrenérgicas.
Dicho grupo de sustancias está configurado por noradrenalina, dopamina y adrenalina las cuales provienen de la tirosina y que junto a la serotonina, acetilcolina, glutamato, glicina, opioides, anandamida y GABA forman parte de los principales neurotransmisores cerebrales.
La noradrenalina se biosintetiza a partir de la dopamina en las vesículas o depósitos de almacenamiento. La cadena de transformaciones es la siguiente: En un primer paso, la tirosina se convierte en DOPA por la acción de la tirosina hidroxilasa. La DOPA se convierte en dopamina en las vesículas de almacenamiento. Finalmente, y por la acción intravesicular de la dopamina beta-hidroxilasa, se transforma en noradrenalina. Es liberada por la médula suprarrenal en el torrente sanguíneo como una hormona, y también es un neurotransmisor en el sistema nervioso central y sistema nervioso simpático donde es liberada por neuronas noradrenérgicas en el locus coeruleus. Las acciones de la noradrenalina se llevan a cabo a través de la unión a los receptores adrenérgicos.

La noradrenalina es liberada cuando una serie de cambios fisiológicos son activados por un evento estresante.
En el cerebro, esto es causado en parte por la activación de un área del tronco encefálico llamado locus coeruleus. Este núcleo es el origen de las mayorías de las vías de la norepinefrina. Las neuronas noradrenérgicas proyectan bilateralmente (envían señales a ambos lados del cerebro) desde el locus coeruleus a lo largo de distintas vías a muchas ubicaciones, incluyendo la corteza cerebral, sistema límbico, y la médula espinal, formando un sistema de neurotransmisores.
La noradrenalina también es liberada de las neuronas posganglionares del sistema nervioso simpático, para transmitir las reacción de lucha o huida en cada tejido respectivamente. La médula suprarrenal también puede ser contada como células nerviosas posganglionares, aunque estas liberan norepinefrina en la sangre.

Las neuronas noradrenérgicas en el cerebro forman un sistema de neurotransmisores, que, cuando es activado, ejerce efectos en grandes áreas del cerebro. Los efectos son la atención y el despertar, e influencias en el sistema de recompensas.
Anatómicamente, las neuronas noradrenérgicas se originan de tanto el locus coeruleus como el campo tegmental lateral. Los axones de las neuronas en el locus coeruleus actúan sobre los receptores adrenérgicos en:
• Amígdala cerebral
• Circunvolución del cíngulo
• Giro cingulado
• Hipocampo
• Hipotálamo
• Neocórtex
• Médula espinal
• Cuerpo estriado
• Tálamo

Por otra parte, los axones de las neuronas del campo tegmental lateral actúan sobre los receptores adrenérgicos del hipotálamo, por ejemplo.
Esta estructura explica algunos de los usos clínicos de la noradrenalina, ya que una modificación del sistema afecta grandes áreas del cerebro.
A nivel cerebral, esta sustancia presenta un efecto excitatorio, si bien algunos de sus receptores tienen función inhibitoria, participa tanto en la transmisión de mensajes entre zonas del cerebro como con el exterior, poseyendo una gran participación en el sistema nervioso simpático.
Asimismo, la noradrenalina no actúa únicamente como neurotransmisor, sino que también ejerce funciones en el sistema endocrino, siendo producida tanto a nivel cerebral como adrenal.

Dentro de sus funciones divididas por el sistema nervioso tenemos:
En el Sistema Nervioso Simpático
Es el principal neurotransmisor del sistema nervioso simpático, y consta de una serie de ganglios. Los ganglios de la cadena simpática están situados al lado de la médula espinal, en el pecho y en el abdomen. Éstos establecen conexiones con una gran variedad de órganos como los ojos, glándulas salivares, corazón, pulmones, estómago, riñones, vejiga, órganos reproductores; Así como las glándulas suprarrenales.
El objetivo de la noradrenalina es modificar la actividad de los órganos para que propicien lo máximo posible una reacción rápida del cuerpo a ciertos eventos. Los efectos simpáticos serían:
– Aumento en la cantidad de sangre bombeada por el corazón.
– Actúa en las arterias, provocando aumento de la presión arterial a través la constricción de los vasos sanguíneos.
– Quemar rápidamente calorías en el tejido adiposo para generar calor corporal. También promueve la lipólisis, un proceso que transforma la grasa en fuentes de energía para los músculos y otros tejidos.
– Aumento en la humedad ocular y dilatación de las pupilas.
– Efectos complejos sobre el sistema inmunológico (algunos procesos parecen activarse mientras que otros se desactivan).
– Incremento de la producción de glucosa a través de su actuación en el hígado. Recuerda que la glucosa es la principal fuente energética del organismo.
– En el páncreas, la noradrenalina fomenta la liberación de una hormona llamada glucagón. Ésta potencia la producción de glucosa por el hígado.
– Facilita que los músculos esqueléticos capten la glucosa necesaria para actuar.
– En los riñones, libera renina y retiene el sodio en la sangre.
– Reduce la actividad del sistema gastrointestinal. En concreto, disminuye el flujo de sangre hacia esa zona, e inhibe la movilidad gastrointestinal, así como la liberación de sustancias digestivas.
Estos efectos se pueden contrarrestar en el sistema nervioso parasimpático con una sustancia llamada acetilcolina. Ésta posee las funciones contrarias: reduce la frecuencia cardíaca, propicia un estado de relajación, aumenta la motilidad intestinal promoviendo la digestión, favorece la micción, contracción de las pupilas, etc.
En el Sistema Nervioso Central
Las neuronas noradrenérgicas en el cerebro principalmente promueven un estado de excitación alerta y preparación para la acción. La principal estructura que se encarga de la “movilización” de nuestro sistema nervioso central es el locus coeruleus, que participa en los siguientes efectos:
– Incrementa la vigilancia, un estado en el que estamos más atentos a nuestro entorno y listos para responder a cualquier evento.
– Aumento en la atención y concentración.
– Mejora el procesamiento de estímulos sensoriales.
– Como consecuencia, una mayor liberación de noradrenalina favorece la memoria. Específicamente, aumenta la capacidad para almacenar recuerdos y aprender; así como recuperar datos ya almacenados. También mejora la memoria de trabajo.
– Disminuye los tiempos de reacción, es decir, tardamos mucho menos en procesar los estímulos y emitir una respuesta.
– Aumenta la inquietud y la ansiedad.
Durante el sueño se libera menos noradrenalina. Los niveles se mantienen estables durante la vigilia, y se elevan mucho más ante situaciones desagradables, estresantes o peligrosas.
Por ejemplo, el dolor, distensión en la vejiga, calor, frío o dificultades para respirar producen incrementos de noradrenalina. Aunque los estados de miedo o dolor intenso se vinculan a niveles muy altos de actividad del locus coeruleus, y, por tanto, mayor cantidad de noradrenalina.

De este modo, sus funciones son múltiples y variadas, entre ellas tenemos:
1. Gestión del foco atencional
La noradrenalina tiene una especial implicación en el mantenimiento de la atención, provocando una activación excitatoria en la corteza cerebral que facilita la vigilancia del entorno que nos rodea. Así, el cerebro es capaz de seleccionar información relevante y separarla de la irrelevante para mejorar su rendimiento a la hora de llevar a cabo tareas orientadas a un objetivo. Esta excitación es llevada a cabo mediante la actuación de noradrenalina en el la amígdala.
2. Mantenimiento de la vigilia y la consciencia
Vinculado al punto anterior, otro de los elementos en los que la noradrenalina participa es en el mantenimiento del estado de vigilia y el nivel de conciencia, debido a su acción principalmente excitatoria en la corteza cerebral. Así, una disminución en los niveles de este neurotransmisor puede causar somnolencia y dificultades de actuación ante estímulos concretos.
Así pues, este neurotransmisor interviene sobre el modo en el que experimentamos nuestra propia consciencia y subjetividad, pero también se deja notar en aspectos objetivos, como el modo en el que gestionamos nuestro foco atencional y, por consiguiente, de qué modo rendimos a la hora de realizar tareas. Ambos procesos están ligados, ya que no puede haber gestión de la atención si no hay consciencia.
3. Influencia en el sistema cardiovascular
La participación de la noradrenalina no se limita a la transmisión de mensajes cerebrales, sino que también presenta un efecto en los músculos cardíacos. Concretamente actúa elevando la frecuencia cardíaca y el tono vascular, produciendo un aumento de la presión sanguínea. Una disminución del nivel de noradrenalina puede provocar hipotensión, bradicardia e hipotermia.
Esta es una de las formas en las que la noradrenalina ejerce una función sobre nuestro cuerpo a través del sistema nervioso autónomo, encargado de realizar las actividades automáticas vinculadas a la supervivencia en tiempo real.
4. Respuesta de lucha/huida.
Otra de sus funciones la realiza principalmente en el núcleo que la sintetiza, el locus coeruleus la noradrenalina está fundamentalmente encargado de mantener la respuesta de lucha y huida. En este sentido produce un incremento del flujo de sangre hacia el sistema muscular, permitiendo la actuación y favoreciendo respuestas motoras que en muchas situaciones nos pueden sacar de situaciones de peligro.
5. Motivación
La noradrenalina tiene un efecto consistente en el estado motivacional y energético, participando activamente junto a la dopamina en la regulación del aprendizaje, memoria y sensación de recompensa. De este modo, este neurotransmisor ayuda a que nuestras acciones tengan un vector, una direccionalidad marcada por objetivos a corto, medio y largo plazo.
6. Regulación del estado del ánimo
Niveles bajos de noradrenalina se han visto vinculados de manera consistente en estados depresivos, siendo de hecho una de las hipótesis barajadas que la depresión es producida por un déficit en la síntesis y presencia en las sinapsis cerebrales de esta sustancia. Ello concuerda con la efectividad y con el hecho de que la privación de sueño (que como hemos visto está vinculado al nivel de noradrenalina) realizada de forma controlada pueda resultar en algunos casos eficaz para reducir la sintomatología depresiva.
A la hora de tratar la depresión también se ha tenido en cuenta el papel de la noradrenalina. Un ejemplo claro de ello son los casos de depresión mayor, en que podemos encontrar fármacos como los Inhibidores duales de la Recaptación de Serotonina y Noradrenalina con una muy elevada eficacia, semejante a la de los ISRS. Estos psicofármacos actúan impidiendo que la noradrenalina y serotonina disponible en las sinapsis sea reincorporada a la neurona, prolongando su presencia y efecto en la sinapsis.

7. Estrés, agresividad y conducta sexual
La noradrenalina también ha mostrado en diversos estudios su vinculación con estos tres elementos, considerándose una hormona que participa de forma activa en el estado conocido como estrés debido a su actuación en el sistema nervioso simpático.
En el caso de la conducta sexual, esta hormona está implicada en la sensación de placer durante las relaciones, pero además presentan una función relevante en el momento del nacimiento de una nueva criatura, acelerando las contracciones y participando en el reflejo de expulsión del recién nacido.
Excitación y deseo sexual
En el inicio de una vasocongestión, en el hombre hay erección y lubricación. En la mujer lubricación vaginal y expansión de las paredes vaginales, el cérvix se levanta. Depende de la edad, calidad del estímulo, fatiga, hora del día, entorno y expectativa. Su inicio pude ser en segundos (8-5 seg).
Noradrenalina en el sistema límbico, asociado de la liberación de dopamina, óxido nítrico, son responsables del proceso.
El sistema límbico gestiona respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales y está relacionado con la memoria, atención, emociones, personalidad y conducta. Integra la información genética y ambiental a través del aprendizaje, integra el medio interno y el externo antes de realizar la conducta y deriva la motivación relacionada con la preservación del organismo y la especie.
El hipotálamo regula y controla las funciones del sistema simpático y parasimpático y ejerce un “comando endocrino” a través de la pituitaria.
Se ha observado, por ejemplo, en un estudio en monos, que si el área preóptica medial en el hipotálamo se destruye, los machos pierden todo interés sexual por las hembras. Por el contrario, si esta área se estimula eléctricamente, se observa que el animal muestra una conducta sexual activa y independientemente de las condiciones de esto en la hembra. Se ha observado que es este área preóptica medial del hipotálamo la que se activa cuando ocurre la cópula. Las células de esta región tienen un número muy grande de receptores de las hormonas, tanto de andrógenos (hormonas masculinas) como de estrógenos (hormonas femeninas).
El área preóptica medial APO es importante para la conducta reproductora del macho. Para la conducta femenina, las regiones encefálicas importantes se localizan en el núcleo ventromedial del hipotálamo.
El neurotransmisor principal del placer es la dopamina, que fluye a la corteza frontal del cerebro y trae sentimientos de euforia y deseo sexual, que a su vez generan adrenalina y noradrenalina sistémica que provocan excitación.

El intercambio de información entre dos neuronas es el resultado de la liberación de un neurotransmisor desde el terminal presináptico que actúa sobre receptores específicos situados en la membrana de la célula siguiente. La dopamina es un importante neurotransmisor presente en las sinapsis de numerosas estructuras cerebrales implicadas en la modulación del movimiento, la vida afectiva o el placer, entre otras funciones.
Cuando nos enamoramos estamos virtualmente locos/as porque se bajan los niveles de serotonina. El amor y el trastorno obsesivo compulsivo podrían tener un perfil químico similar.
En el enamoramiento se segrega dopamina, fenil-etil-amina y norepinefrina que provocan insomnio, excitación, taquicardia, enrojecimiento, anhelo, euforia, perdida del apetito y fijaciones mentales.
La dopamina, la feniltilamina y la norepinefrina que son los químicos responsables del insomnio, el anhelo, la euforia, la pérdida del apetito, y las fijaciones mentales son segregadas cuando estamos enamorados.
Al inundarse el cerebro de feniletilamina, éste responde mediante la secreción de dopamina (neurotransmisor que nos impulsa a repetir un comportamiento que nos proporciona placer), norepinefrina y oxitocina que además de estimular las contracciones uterinas para el parto y hacer secretar la leche, es un mensajero químico del deseo sexual, y de esta forma se dan todas las mezclas químicas del enamoramiento.

Referencias bibliográficas
• Guyton, Arthur; Hall, John (2006). «Chapter 10: Rhythmical Excitation of the Heart». En Gruliow, Rebecca. Textbook of Medical Physiology (Book) (11th edición). Philadelphia, Pennsylvania: Elsevier Inc. p. 122.
• Tanaka2000 Tanaka M, et al. (2000). Noradrenaline systems in the hypothalamus, amygdala and locus coeruleus are involved in the provocation of anxiety: basic studies. doi:10.1016/S0014-2999(00)00569-0
• The Hormone Foundation. “The Endocrine System & Types of Hormones.”
• Heneka MT, Nadrigny F, Regen T, Martinez-Hernandez A, Dumitrescu-Ozimek L, Terwel D, Jardanhazi-Kurutz D, Walter J, Kirchhoff F, Hanisch UK, Kummer MP. (2010). Locus ceruleus controls Alzheimer’s disease pathology by modulating microglial functions through norepinephrine. Proc Natl Acad Sci U S A. 17:6058–6063doi 10.1073/pnas.0909586107 PMID 20231476
• Williams Textbook of Endocrinology; Kronenberg. 11th ed. Chapter 15 – Endocrine Hypertension. William F. Young Jr. Copyright © 2008 Saunders, an Imprint of Elsevier.
• Goldman: Cecil Medicine, 23rd ed. Chapter 246 – Adrenal Medulla, Catecholamine’s, and Pheochromocytoma. William F. Young Jr. Copyright © 2007 Saunders, An Imprint of Elsevier
https://www.asociacioneducar.com/ilustracion-sistema-noradrenalina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s