POTENCIALIDAD DE LA MENSTRUACIÓN PARA TRANSMITIR UNA ENFERMEDAD DURANTE EL ACTO SEXUAL. Lierka Rodríguez.

REVISIÓN DE LITERATURA Y ANÁLISIS ACERCA DE

POTENCIALIDAD DE LA MENSTRUACIÓN PARA TRANSMITIR UNA ENFERMEDAD DURANTE EL ACTO SEXUAL.

Dra. Lierka Rodríguez

Escuela Latinoamericana De Medicina Sexual

FUNDACELAC. Universidad De Carabobo

Diplomado En Medicina Sexual

Julio 2018

“LA SANGRE MENSTRUAL ES UN VENENO FATAL QUE CORROMPE Y DESCOMPONE LA ORINA, HACE PERDER LAS SEMILLAS DE LA FERTILIDAD, MARCHITA LAS FLORES Y HIERBAS DEL JARDÍN”…“ SI COINCIDE CON UN ECLIPSE DE LUNA O DE SOL LOS DEMONIOS RESULTANTES SON IRREMEDIABLES”…”EL CONTACTO CON LA SANGRE MENSTRUAL HACE QUE E L BRILLO DEL ACERO Y EL MARFIL DESAPAREZCAN”…” SU CONTACTO SIRVE DE LINIMENTO PARA LA GOTA, LOS TUMORES DE PARÓTIDA, ABSCESOS SUPERFICIALES Y LAS SECRECIONES DEL OJO”…

PLINIO (SIGLO I D.C.)

DEFINICION DE MENSTRUACION

La Organización Mundial de la Salud (O.M.S) define a menstruación como “el desprendimiento del revestimiento del útero (endometrio) acompañado de sangrado y ocurre en ciclos aproximadamente mensuales a lo largo de la vida reproductiva de una mujer, excepto durante el embarazo”.

Para dar una definición histológica se puede decir que es producto de la baja de Inhibina y aumento de la hormona Folículo estimulante (FSH) 2 días antes de su comienzo, dando como resultado la reactivación del sistema GnRH (hormona liberadora) y gonadotrofinas, engrosándose el endometrio por hiperplasia glandular y aumento de la sustancia basal estromática

El epitelio glandular se vuelve más alto ya que se comienza a acumular vacuolas ricas en glucógeno en su base y hay moderada actividad secretora como acumulaciones eosinófilas en la luz glandular; las arterias espirales presentan una fase isquémica seguida de vasoconstricción entre 4 a 24 horas previas a la descamación del endometrio, produciendo hematomas que desarrollan fisuras, conllevando al desprendimiento en fragmentos del tejido debido a la inadecuada perfusión del tercio superior de las arterias espirales. También se evidencia autofagia y heterofágia debido a presencia de macrófagos

En este periodo se elimina parte significativa del endometrio funcional en formas de fragmentos de tejido licuados por la actividad fibrinolítica produciéndose la apoptosis celular, siendo la plasmina la causante de dicha actividad, la cual se disemina por vía extrínseca, lo que permite a la vagina estar susceptible a colonizaciones de gérmenes exógenos.

Sin embargo, es importante aclarar que hay que distinguir entre el sangrado menstrual y algún tipo de sangrado vaginal ocasionado por alguna enfermedad como la cervicitis, donde la actividad sexual puede incrementar el sangrado producir complicaciones.

El pH de la vagina oscila en niveles entre 3,8 y 4,5 (ácido) pero pueden aumentar durante la menstruación debido a la presencia de glucógenos en extractos del endometrio desprendido. Un ph más alto proporciona unas condiciones en las que la cándida crece con mayor facilidad.

Se ha mencionado que, durante el acto sexual puede producirse un flujo retrogrado menstrual que puede llegar bien sea a las trompas de Falopio o a los ovarios, generando una enfermedad inflamatoria pélvica, la cual puede conllevar a futuros probables embarazos ectópicos o infertilidad.

David Paricio, Director de SidaStudi, entidad creada para prevención del VIH/SIDA, respondio preguntas sobre prácticas sexuales, fluidos corporales, juegos y juguetes sexuales que pueden considerarse de mayor riesgo para la transmisión del VIH, en donde enfatizaba que un fluido corporal sea más o menos infeccioso en relación al VIH depende de la concentración de VIH (número de copias) en dicho fluido.

Así mismo apuntó que la sangre sería el vehículo más infeccioso, después vendría el semen y finalmente el flujo vaginal y muy por debajo el líquido preseminal. Acotó que mantener relaciones sexuales durante la menstruación implicaría estar ante dos líquidos potencialmente transmisores: la sangre y el flujo vaginal. La sangre es mucho más infecciosa que el flujo vaginal, con lo cual habría mayor riesgo de infección para la persona que penetra.

Paricio destacó que la penetración anal sin preservativo es la práctica en la que hay más riesgo de transmisión de VIH, pero siempre para la persona que recibe la penetración, ya que hablamos del segundo líquido con mayor capacidad de infección: el semen; y de la mucosa más débil: el interior del ano.

Y para finalizar también mencionó que la tercera práctica más riesgosa sería la penetración vaginal sin preservativo, para la persona que pone el pene. Si la mujer es seropositiva el virus entra en el hombre vía flujo vaginal a través de la mucosa del glande, ahí pueden hacerse microfisuras que permitirían entrar al virus en el organismo. En este caso la sangre como líquido potencialmente transmisor podría entrar por la mucosa del glande.

El Centro de Control de enfermedades (CDC) por sus siglas en inglés, realizó un estudio sobre el sexo oral y el riesgo de contraer VIH, en donde se concluyó que aunque el riesgo de transmisión del VIH mediante el sexo oral es bajo, hay varios factores que pueden aumentar ese riesgo, y estos incluyen el contacto oral con sangre menstrual, la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) y tener encías sangrantes o llagas en la boca, la vagina o el pene.

Así pues, es necesario tomar en cuenta el riesgo que presentan las relaciones sexuales durante la menstruación, ya que pueden surgir de manera más consistente como un factor de riesgo para la transmisión heterosexual del VIH u otros patógenos de transmisión sexual en estudios futuros. Si los estudios epidemiológicos futuros continúan reforzando este hallazgo, los esfuerzos de salud pública deberían promover en primera instancia el uso del preservativo en caso de relaciones sexuales casuales durante el período menstrual.

INFECCIONES URINARIAS Y MENSTRUACION

La uretra de las mujeres responden a los cambios hormonales, como son el estrógeno y progesterona, igual que lo hacen las células vaginales. La sangre que va a ser expulsada, una vez que llega al canal vaginal es descompuesta por las bacteria E. Coli, comúnmente conocida por producir infecciones urinarias tanto en hombres como mujeres; esto aunado a la acción fibrinolítica que produce la apoptosis celular se convierte en un ambiente propicio para la proliferación de esta bacteria, así como otras gérmenes, sin mencionar la Cándida albicans, ya que la sangre menstrual es rica en glucógeno, el cual es el medio ambiente perfecto proliferativo tanto para este hongo como para otros, pudiendo provocar una banalitis candidiásica o bacteriana en el hombre luego de las relaciones sexuales

Revisemos por último el punto de vista religioso:

Levítico 18:19 dice: “No te acerques a una mujer para tener relaciones sexuales durante la impureza de su período mensual”. Levítico 20:18 “Si un hombre se acuesta con una mujer durante su período mensual y tiene relaciones sexuales con ella, él tiene expuesto la fuente de su flujo, y ella lo ha descubierto. Ambos deben ser separados de su gente”.

Para los cristianos, el sexo durante el período menstrual era prohibido durante el viejo testamento, ya que, aunque no contaban con interpretaciones científicas, incurrían en el término “impuro” para evitar ciertos males y enfermedades.

Ellos infieren en que las causas probables eran por saneamiento, ya que no había agua corriente y era mucho más difícil bañarse y limpiarse, también reconocer que hay cambios hormonales en una mujer durante su período mensual y que algunas mujeres no quieren tener nada que ver con el sexo, mientras que otras tienen un mayor deseo de tener relaciones sexuales. Es lo mismo con el dolor. Algunas mujeres no tienen dolor si tienen relaciones sexuales durante su período menstrual, mientras que otras pueden tener un aumento en el dolor. Como cuestión de hecho, algunas mujeres han notado una disminución en los calambres si tienen relaciones sexuales durante su período mensual.

Para los musulmanes la razón por la cual está prohibido tener relaciones sexuales con la esposa cuando está menstruando o sangrando después de dar a luz es debido a que en El Corán, el libro sagrado de Mahoma, dice que es un Adha (algo perjudicial para un marido tener relaciones sexuales con su esposa mientras está menstruando), por lo tanto, manténgase alejado de las mujeres durante la menstruación y no vaya a ellas hasta que se purifiquen (de la menstruación) y se han bañado)”

En la página en línea Islamga, manejada por médicos musulmanes, dan explicaciones en promedio de la causa por el cual El Corán prohíbe dicha práctica. El Dr. Muhiy al-Deen al-‘Alabi dice: “Es esencial abstenerse de tener relaciones sexuales con una mujer que está menstruando porque al hacerlo conduce a un aumento en el flujo de sangre menstrual, ya que las venas del útero están congestionadas y propensas a romperse y dañarse fácilmente; y la pared de la vagina también es susceptible a las lesiones, por lo que aumenta la probabilidad de inflamación, lo que conduce a la inflamación en el útero y en el pene del hombre, debido a la irritación que se produce durante el coito. Tener relaciones sexuales con una mujer que está menstruando también puede ser desagradable tanto para el hombre como para su esposa, debido a la presencia y el olor de la sangre, lo que puede hacer que el hombre sea impotente (es decir, desinteresado en el sexo)”

En conclusión, como se ha podido evidenciar, el acto sexual durante el ciclo menstrual puede ser un factor de riesgo en cuanto al contagio de infecciones por diversos patógenos, bien sean por virus, hongos o bacterias, ya que el pene, la boca, la uretra y la vagina poseen en su mucosa, células que se vuelven susceptibles a la colonización de dichos patógenos, bien sea por cambios hormonales o por heridas ocasionales que puedan o no haber sido provocadas durante el ejercicio sexual; siendo también visto desde el punto de vista religioso como una práctica prohibida debido a las condiciones no sanitarias que puedan presentarse. Siendo pues la única recomendación a la hora de mantener relaciones sexuales durante la menstruación el uso exclusivo de preservativo o condón, pudiendo decir que no existiría contraindicación alguna para el acto sexual siempre y cuando sea con el uso del preservativo.

Investigación realizada por

Dra. Lierka Rodríguez

Diplomante de Medicina Sexual de la Escuela Latinoamericana de Medicina Sexual.

Fuente

https://islamqa.info/en/43028

Sex during her period

https://www.cdc.gov/hiv/spanish/risk/oralsex.htmlhttps://www.cdc.gov/hiv/spanish/risk/oralsex.ht

https://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Practicas-sexuales-de-riesgo-VIH-SIDA-Entrevista-con-David-Paricio

Haz clic para acceder a Ciclo_menstrual.pdf

Este artículo fue presentado dentro de las actividades académicas de la diplomatura de la escuela latinoamericana de medicina sexual @Eslamsex en convenio con la Universidad de Carabobo a través @FUNDACELAC

BIBLIOGRAFÍA

Sexual intercourse during menstruation and self-reported sexually transmitted disease history among women. Centers for Public Health Research and Evaluation, Seattle, Washington 98105-0395, USA. Sex Transm Dis. 1996 Sep-Oct;23(5):395-401.

Walker JB, Nesheim ME. The molecular weights, mass distribution, chain composition, and structure of soluble fibrin degradation products released from a fibrin clot perfused with plasmin. J Biol Chem. 1999;274:5201 – 5212.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s